#

Spanish

Sinopsis de la Política Exterior Turca

 

La República de Turquía ha perseguido desde su fundación una política exterior pacífica, realista y coherente guiada por el principio "Paz en Casa y Paz en el Exterior" que formulara Mustafa Kemal Atatürk. Turquía lleva a cabo una política exterior que genera seguridad y estabilidad en su región y más allá basada en su sistema político democrático y laico, su pujante economía y su tradición de reconciliar la modernidad con su identidad cultural.

 

El objetivo primordial de la política exterior turca es contribuir a garantizar y promover un entorno de paz, prosperidad, estabilidad y cooperación que favorezca el desarrollo humano tanto propio como de sus vecinos.

 

Para el logro de sus objetivos nacionales e internacionales, Turquía se ha adherido a los principios de buenas relaciones y cooperación con sus vecinos y con todos los países, y ha contribuido a la paz,  la estabilidad, la seguridad y la prosperidad internacional.

 

La rápida transformación política global que se inició a principios de la década de los 90 ha reavivado las esperanzas en una paz duradera en la tierra, pero también ha traído consigo una serie de incertidumbres. Problemas como el terrorismo, la proliferación de las armas de destrucción masiva, el crimen organizado transnacional  y la inmigración ilegal se han convertido en serias amenazas a la paz  en el mundo. La degradación del medio ambiente y el cambio climático, la tendencia a que los problemas económicos de ámbito local crezcan rápidamente y se convierta en crisis globales y los esfuerzos por parte de ciertos círculos para acentuar  las diferencias culturales entre las sociedades surgen como temas globales que exigen que sean acometidos con urgencia.

 

En el frágil entorno internacional actual, conceptos tales como democratización, pluralismo, desarrollo sostenible, desarrollo humano, entendimiento intercultural y  promoción de la armonía y la tolerancia entre las culturas están ganando terreno e importancia. La necesidad de encontrar soluciones a los problemas en base al derecho internacional y a un multilateralismo efectivo es ahora más evidente que nunca.

 

Como miembro activo del mundo globalizado de hoy en día, Turquía practica una política exterior multidimensional, orientada al logro de  objetivos, equilibrada y humanitaria que busca el restablecimiento y mantenimiento de la paz y  la consolidación de la estabilidad y la prosperidad en   el mundo y muy especialmente en su entorno. En este sentido, Turquía presta una importancia especial a sus vínculos transatlánticos, contribuye activamente a los esfuerzos de la Alianza OTAN en el mantenimiento de la paz y la estabilidad internacional y fomenta sus relaciones con los países de su región. Turquía está decididamente encaminada hacía  su adhesión a la Unión Europea. Ayuda asimismo a terceros países a solucionar sus problemas bilaterales y a que participen de forma más importe e influyente en la política internacional.

 

En Oriente Medio y el Cáucaso, regiones que están en el entorno inmediato de Turquía, persisten graves problemas que pueden estallar en cualquier momento a pesar de todos los esfuerzos que se han llevado a cabo para conseguir una paz y estabilidad duraderas. De igual forma, la situación en los Balcanes continúa siendo frágil. Por tanto, el planteamiento proactivo y positivo de la política exterior turca es a la vez una elección y una necesidad, resultado  de los desafíos regionales.

 

Consecuentemente, la política exterior turca utiliza hoy en día un amplio abanico de medios pacíficos que abarcan, entre otros, la ayuda humanitaria y el apoyo al menos afortunado, la participación en operaciones de mantenimiento de la paz y la contribución a la resolución de disputas, así como los esfuerzos que favorezcan la reconciliación y la reconstrucción de post- conflictos.

 

Como miembro dinámico y responsable del mundo globalizado actual, Turquía hace todo lo que está a su alcance en favor de la reconciliación entre Occidente y Oriente y entre el Norte y el Sur. Turquía desarrolla un papel activo en multitud de regiones. Presta sus servicios en razón de su situación geográfica en el corazón de Eurasia y, en razón de sus estrechos lazos históricos y culturas, a lo largo y ancho de una vasta región como fuerza catalizadora crucial para el fomento del diálogo y la interacción entre culturas.

 

Como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el período 2009-2010, Turquía utiliza con eficiencia la experiencia que ha adquirido en sus esfuerzos en favor del mantenimiento y consolidación de la paz, la estabilidad y la prosperidad en su región, su contribución a la paz global, ayudando a la resolución de problemas presentes y potenciales y a hacer del mundo un lugar más pacífico para la humanidad.

 

Las relaciones institucionales que Turquía ha establecido con diversas organizaciones regionales e internacionales que abarcan diferentes áreas y funciones -bien en condición de miembro, observador o socio para el diálogo-  son la mejor expresión del carácter omnidireccional de la política exterior turca. Turquía es miembro de Naciones Unidas, del Consejo de Europa, de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), de la Organización Mundial del Comercio (WTO), de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), de la Organización del Mar Negro para la Cooperación Económica (BSEC), de la Organización de Cooperación Económica (ECO), de los D-8 y de la Conferencia sobre Interacción y Medidas para Promover la Confianza  en Asia (CICA). Turquía participa asimismo en el "Proceso de Barcelona: Unión para el Mediterráneo".

 

Turquía asumió la Presidencia de turno del Proceso de Cooperación de Europa Sur-Oriental (SEECP) desde junio de 2009 a junio de 2010. Turquía tomó el relevo de la  Presidencia de la Conferencia sobre Interacción y Medidas para Promover la Confianza  en Asia (CICA) de manos de Kazajistán para el periodo de 2010-2012, en la Tercera Cumbre de la CICA que tuvo lugar en Estambul los días 7 al 9 de junio de 2010. Turquía asumirá también la Presidencia del Comité de Ministros del Consejo de Europa de noviembre de 2010 a mayo de 2011.

 

Turquía,  que tiene un interés activo como observador permanente en las actividades de la Organización de Estados Americanos, de la Asociación de Estados Caribeños y de la Unión Africana, ha institucionalizado su cooperación a través del establecimiento de un Foro de Cooperación turco-árabe en el Acuerdo Marco que se cerró con la Liga Árabe  y ha solidificado su Diálogo Estratégico con el Consejo de Cooperación del Golfo (GCC) en un marco estructurado en 2008.

 

En un mundo en el que los acontecimientos internacionales se desarrollan cada vez de forma más compleja y más difícil de controlar, Turquía continuará de forma decidida practicando una política exterior responsable y constructiva, que inspire confianza en su región, mediante la movilización de su experiencia política, económica y cultural al servicio de los ideales comunes de la humanidad y de su interés nacional.

 

Última actualización: junio de 2010